Que es y para qué sirve la victimología

Que es y para qué sirve la victimología

La victimología es el estudio y análisis completo de las características de la víctima (Bren Turvey), y también puede llamarse “Perfil de la víctima” (R. Holmes).

Lo positivo de la victimología es que prácticamente la mitad de todos los delitos son agresiones o asesinatos, y como tal es un elemento del crimen, al igual que las armas utilizadas, la escena del crimen o los testigos oculares. Esto es aun más cierto cuando la víctima sobrevive, y al ser la última persona en presenciar el crimen, puede facilitar la mejor descripción física y comportamiento del autor.

Aparte de todas estas consideraciones, también puede proporcionar una información importante el pasado inmediato  y el estilo de vida de la víctima, que puede conducirnos directamente a un sospechoso. Por ejemplo si asistió a un club deportivo, es probable que su asesino sea también miembro de ese club.

La victima ha sido muchas veces descuidada en las investigaciones policiales, y cuando los investigadores solicitan un perfil de un especialista, a menudo se olvidan incluir información sobre la víctima en sus informes. Esto no significa que ningún servicio de policía use esta información, sino que hasta ahora muchos investigadores han descuidado considerar el pasado de la víctima como importante. A menudo la mejor manera de acercarse a un perfil es a través de la victimología, que es una de las herramientas más beneficiosas para clasificar y resolver un delito violento.

Antes de empezar a trabajar en un caso debe disponerse de la siguiente información:

  • Descripción física
  • Estado civil
  • Estilo de vida
  • Ocupaciones, ocio
  • Nivel de educación
  • Salud
  • Registro
  • Ultima actividad conocida, con un cronograma de eventos
  • Diario ( si existe y si está disponible)
  • Plan de desplazamientos ante agresión
  • Problemas de alcohol o drogas, si los hay
  • Amigos y enemigos
  • Familia
  • Empleos actuales y pasados

Además, hay una serie de preguntas que deben acompañar a cada estudio de la víctima, como por ejemplo:

  • Porque esa persona ha sido elegida por su asesino
  • Fue un ataque planificado o aprovechó la oportunidad
  • Que riesgos asumió el asesino para cometer el delito
  • Como se acercó a la víctima y como la atacó
  • Cual fue la reacción de la víctima al ataque

Las respuestas a estas preguntas proporcionarán algunas ideas sobre los motivos y el “modus operandi” del autor. A partir de aquí se pueden hacer más observaciones sobre los antecedentes del agresor, su conocimiento de la policía, su trabajo, sus características físicas, etc…

Informa: https://insigniaonline.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies