Cuarenta y dos años de aislamiento por su peligrosidad

Cuarenta y dos  años de aislamiento por su peligrosidad

Robert Maudsley un psicópata asesino de nacionalidad británica lleva más de cuarenta años recluido en una celda de aislamiento por su extrema peligrosidad. En concreto desde los 24 años , momento en el que fue detenido hasta los 66 años, edad que acaba de cumplir en junio de 2019

Maudsley nació en Liverpool, en el seno de una familia violenta y pasó gran parte de su infancia en un orfelinato. Durante la adolescencia comenzó a consumir drogas y afirmaba que a partir de ese  momento empezó a escuchar voces que le ordenaban que asesinara a sus padres.

En el año 1974, con tan solo 20 años de edad estranguló a un trabajador llamado John Farrell, a quien  tras apuñalarle le fracturó el cráneo a martillazos. Por este crimen fue condenado a cadena perpetua y se le envió al hospital mental de alta seguridad de Broadmoor.

En 1977, Maudsley junto a otro recluso de nombre David Cheeseman arrastraron por la fuerza a otro recluso, David Francis acusado de pedofilia hasta una oficina. Allí tras parapetarse y hacerse fuertes mediante barricadas, ataron a su víctima con el cable de un tocadiscos  y le torturaron a lo largo de diez horas hasta matarlo.

Tras este nuevo crimen, Robert Maudsley fue trasladado a la prisión de alta seguridad de Wakefield en West Yorkshire.

En julio de 1978, Maudsley convirtió una cuchara en un cuchillo y asesinó  con él a otro recluso, Salney Darwood de 46 años de edad y escondió su cuerpo bajo una litera. Con el cuchillo intentó abrir el cráneo de su víctima para comerse su cerebro, según dijo el director de la prisión aunque Maudsley siempre negó este último extremo.

Dada su peligrosidad para los funcionarios de prisiones y para los demás reclusos, las autoridades penitenciarias decidieron construir una celda de cristal blindado en el sótano de la cárcel donde permanece confinado las 24 horas del día.

El caso de Robert  Maudsley es real y muy similar al asesino de ficción  Hannibal Lecter (El silencio de los corderos), pero con la diferencia de que la celda de cristal de Maudsley fue construida cinco años antes de que se escribiera el libro sobre Anibal el Canibal.

https://insigniaonline.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies